Archivo de la categoría: Uncategorized

No me obliguen a ver cofradías.

Esta Madrugá (la noche que pasa entre el Jueves Santo y el Viernes Santo, para los que no estéis familiarizados con el asunto) ha habido altercados, que si una pelea que produce estampida, que si bullas más agobiantes de la cuenta, etc. Hasta aquí todo normal, tras muchos años trabajando “in situ” en diversos puntos de la Semana Santa sevillana, lo volveré a repetir: “yo no se como no pasa nada”.

 

Pero no es el caso de hablar de qué o qué no ocurrió, lo que me hace atreverme a escribir estas líneas en el blog son las reacciones a esos incidentes que no llegaron a más. Leo diversos artículos sobre el tema en todos los diarios locales, veo publicaciones en Facebook criticando aquí y allí, pero no he visto que nadie planteara la posibilidad de que el problema no sea culpa “de otros”.

 

Resumo un poco lo leído: la Semana Santa es algo muy valioso y muy sagrado, en el que unos irresponsables (jóvenes) van a hacer botellón y a deslucir la fiesta, siendo esto un elemento representativo de la pérdida de valores de la sociedad posmoderna que está acabando con la tradición y hay que hacer algo contra eso.

Eso en lo referente a la supuesta pelea que propició unas estampidas. La juventud sólo hace repetir lo de sus mayores. Lo repite, y lo hace suyo, lo modifica y lo adapta, pero siempre lo repite. Y es que no es nada nuevo el hecho de que en Semana Santa la gente salga a emborracharse, y a drogarse. Es algo habitual ver a costaleros fuera de turno recuperar fuerzas a base de combinados (aunque se niegue la mayor), por poner un ejemplo de dentro, y, por supuesto, es tradición beber alcohol como algo inherente a cualquier disposición social en esta ciudad (extensible a provincia, región, CCAA, y país).

Entonces, si aquí cualquier tipo de celebración la bañamos en alcohol, ¿porqué aparece la crítica a los jóvenes que han perdido los valores entre la posmodernidad y el teléfono móvil como elemento que va a redireccionar la Semana Santa en un rito pagano? Porque es la crítica fácil. Son unos chavales borrachos y con ganas de dar por culo.
Miren, esta misma Madrugá (en la que llevé a ver cofradías a un amigo que venía de fuera), un señor mayor increpaba de manera muy amenazante a un chico joven por supuestamente “decir tonterías de mi cristo”, con una violencia verbal y gestual impresionante, digna del típico joven de botellón con los valores perdidos en un vaso de tubo.

 

Y es que es muy fácil dar una semana de vacaciones a jóvenes supra hormonados y con los valores perdidos y pretender que se queden en su casa. La hegemonía cultural que ejerce en esta ciudad la Semana Santa hace que no haya absolutamente ninguna alternativa de ocio durante una semana entera de vacaciones para los perdidos posmodernos. Sólo les queda ir de cofradías o irse de la ciudad, algo que no está al alcance de muchos. Entonces, se quedan, y resulta que además, el Jueves se vende como que “Sevilla debe estar en la calle”, “la noche grande”, etc. Pues qué hacen los chavales, imitan, imitan tanto que, al reflejo de sus mayores, se beben sus cubatitas. Y es que no hay nada peor que un cubatita en una fiesta sagrada. O no, espera, no hay nada peor que un cubatita “si no es como Dios manda”, es decir, en su bar, al doble de precio de lo habitual, para que los jóvenes aprendan cómo funciona esto. Pues no, los chavales imitan, e imitan dentro de sus posibilidades, imitan, como hemos imitado todos los jóvenes del mundo a nuestros mayores porque en eso consiste vivir en sociedad.

 

Si no se imitara, de qué le iba a dar el mismo sentimiento, exactamente el mismo sentimiento a miles de personas,  su cachorro por el postigo, su triana en Santa Ana, su Paz por el parque, o su Macarena entrando a Feria. El mismo, sea cual sea la hermandad, la marcha, el lugar o el color. Se siente lo mismo porque se repite consuetudinariamente, tanto, que se hace ley, eso es lo que tiene que pasar. Y como vivimos con una hegemonía total de la Semana Santa sobre cualquier otra cosa, la crítica se aplasta, y como se aplasta, pues los que decimos estas cosas estamos callados, porque ofender “los sentimientos” es algo muy malo, y aunque ni tú hayas ofendido ni el otro haya sentido, pues se acaba la conversación.

 

“Los chavales salen de botellón en La Madrugá porque no hay otra puta mierda que hacer en toda la Semana Santa, seas creyente, ateo, fervoroso, de crucificados o de misterios”, parafraseando a Esperanza Aguirre, repita conmigo señor sevillano (lease en tono lento, como silabeando): “Los chavales salen de botellón en La Madrugá porque no hay otra puta mierda que hacer en toda la Semana Santa, seas creyente, ateo, fervoroso, de crucificados o de misterios”.

 

Y claro, después nos echamos las manos a la cabeza porque en la calle Cuna (aforo limitado por volumen de la calle) hubiera setentaytres millones de personas humanas entre nazarenos, costaleros, virgen, banda y público. Ya me dirás, si es la noche grande de la ciudad, quién se la va a querer perder. Ya es hora de que la Semana Santa se plantee como lo que es, parte de la fiesta de la primavera de la Ciudad de Sevilla.

 

Qué quiero decir con esto, que está muy bien, que nadie quiere borrar la Semana Santa del mapa (al menos yo), que es una cosa curiosa, que además atrae turismo (que parece que es el único flujo motor de la ciudad), que blablabla. Que es una fiesta religiosa que los puristas quieren seria y que la masa adapta a sus necesidades. Si los puristas quieren una semana santa medianamente ordenada, donde no haya incidentes, donde la gente se “comporte bien”, permitan que a las cofradías vayan sólo los que les gustan las cofradías (que son muchos, muchísimos, una aplastante mayoría), pero dejen escapar a los que no.

La ciudad es demasiado grande, están las riberas del río, la Cartuja, los parques urbanos. Señores, permitan que a los que no nos gusta lo cofrade podamos disfrutar de nuestras vacaciones y de nuestra ciudad, sin tener que escapar corriendo a la playa o sin tener que quedar recluido en casa por la imposibilidad de organizar un plan de ocio viable.

Señores y señoras que regís los designios de la ciudad. Dejad de obligarnos a ver cofradías.

Gracias.

 

Campañas

Al hilo del post de ayer, ha empezado una batalla virtual que, por otro lado, no me sorprende por el contexto y por los medios. La noticia de que expulsaban a Inti-Raymi del local de la calle Iriarte lo sabíamos muchos desde hace mucho tiempo. Pero en la prensa salió ayer.

http://elcorreoweb.es/2013/09/17/un-grupo-scout-pierde-su-local-parroquial-porque-no-promueve-el-catolicismo/

 

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1604648/grupo/scout/pierde/la/cesion/local/parroquial/tras/anos.html

 

http://www.20minutos.es/noticia/1922091/0/

 

Como era de esperar, la respuesta no se ha hecho esperar, y han aparecido los defensores de la expulsión y de los defensores del grupo Scout. Los comentarios en los medios, a pesar de tener un filtro de moderación, son una nube de trolls anónimos que pueden decir y hacer lo que les de la gana, desde el insulto hasta la mentira.

Los comentarios en los medios de comunicación digitales son una mentira continua, no es una conversación ni un debate, los argumentos que se dan no se tienen porqué defender, y ese es el espacio oportuno para que alguien suelte una bomba, los demás se incendien, y la batalla retórica se pierda por un agujero muy parecido al que se encuentra debajo de la espalda.

A mí ni me gusta el anonimato ni me gusta encender a la gente, yo debato y argumento cara a cara, donde, además de un discurso se pueden evaluar otras cosas como el lenguaje gestual, los ritmos, y la respuesta inmediata ante un cambio de argumentación. Es por ello que quiero contestar algunas de estas cosas, desde mi rincón, con nombre y apellidos, porque este blog no es anónimo y es mi opinión, la mía, la “del Kopi”, la de Alberto Pérez Romero.

– Paso al primer comentario, de un tal “VECINO”, en el correo de Andalucía, dejo las faltas de ortografía del comentario original y contesto en negrita al casi decálogo que escribe el “Vecino”.

Lo primero que tiene que hacer el periodico es contrastar la noticia ya que no todo es cierto.
1º Este local nunca ha estado cedido ya que lo unico que pasaba que cuando lo iniciaron el resto de las zonas de la parroquia era un colegio y ese ere el local donde se daban las catequesis y despues se usaba para un grupo scout catolico, no como ellos dicen que llevan asi toda la vida.

Está diciendo el vecino que el local no es cedido, que estaban allí porque no había otro sitio, ergo, de okupas, 42 años, bien vecino. El local no se usó para un grupo scout católico. El local se comenzó a utilizar por Inti Raymi, con la jefatura (cuando existía la jefatura en este grupo” de Juan Escaño, que sí era religioso. Se les permitió el uso del local a cambio de ello, que un externo como era Don Juan Escaño se hiciese cargo del grupo. A pesar de ser un religioso su responsable máximo durante esos años, el grupo siempre fue aconfesional, y sólo existió un acercamiento a la supra asociación Scouts Católicos de España por la revisión de la ley de Vagos y Maleantes de finales de la dictadura, para tener una protección legal para las reuniones. Quizás a alguno le tiemble la memoria, pero para eso está la Historia, para aclarar. Cuando usted quiera, si es que quiere y le interesa, vecino, podremos informarle de la Historia del grupo desde sus inicios con datos y pruebas. 
2º Al grupo se le indico que tenia que abandonar este local ya que la parroquia lo necesitaba para poder albergar a alguno de sus grupos parroquiales, que son 9 como: catequesis de comunion primer (con mas de 80 niños) y segundo año (con mas de 80 niños), poscomunion(con mas de 180 niños), catequesis de confirmacion (con un grupo de 40 jovenes), Hermandad de San Jose Obrero (con un grupo joven en activo de 48 jovenes), caritas parroquial (asiste a muchas personas necesitadas del barrio), pastoral de la familia, pastoral de los enfermos, grupo de liturgia, etc…

Está muy bien que la parroquia quiera utilizar ese local para sus grupos, para hacer pastoral y evangelización. El problema es que para que eso se lleve a cabo han EXPULSADO a la asociación juvenil más antigua del barrio. Se ve que el crecimiento de unos sólo se puede llevar a cabo con la desaparición de otros, que ni son sus contrarios, ni sus enemigos. 
3º Que soluciones a dado este grupo??? no las dicen.

Si usted sabe cuáles son las soluciones que se aportaron dígalas, si no las conoce, no insinúe cosas que pueden llevar a equívocos. 
4º El local pertenece a la parroquia y este grupo se dedico durante años a usarlo a diario, gastando luz y agua sin pagar nada y si quieren pasen y lo vean como lo han dejado, por cierto algun que otro verano lo han cedido a alguien y han pasado las noches alli y duchandose en la calle y fregando las cosas en la calle con una manguera.

Si usted tiene pruebas de que esos hechos sucedieron en el local del grupo, apórtelas. Eso que ha hecho usted en su comentario se llama difamación. Es como si yo afirmara que los grupos juveniles de la parroquia fomentan la pederastia. Así sin pruebas, se llama falso testimonio si se carece de las pruebas que lo alimentan. Como no da las pruebas, ni las fechas, he de suponer que su relato es mentira. 
5º No todos los parrocos lo han aceptado pero no le decian nada porque no necesitaban ese espacio.

Si usted conoce a los párrocos que no aceptaban al grupo Scout y no lo decían, dígalo, con nombres y apellidos. 
6º Si no son un grupo catolico como quieren estar dentro del consejo parroquial, ademas ellos no participan en nada de la parroquia como si lo hacen el resto de grupos.

Nunca se planteó el pertenecer al consejo parroquial porque nunca se planteó la salida del  grupo “por no ser Iglesia”. Si no habéis admitido al grupo en el consejo parroquial, sólo puedo decir que habéis perdido un potencial elemento regenerador de la acción parroquial en el barrio, que podría haber pasado a ser enriquecido de una manera que ni os imagináis. 
7º La parroquia no ha presionado en nada ya que ellos se comprometieron a salir del local la primera semana de septiembre despues de hacer la mudanza al nuevo local y por la fecha en la que estamos no es la primera semana, a no ser que en su calendario si lo sea…..

Se comprometieron a abandonar el local, y así lo han hecho, este séptimo punto sólo tiene cabido en un argumento de difamación y de provocación. 
8º En las reuniones que tuvieron con el parroco ellos decian que el local que se le habia conseguido por parte del distrito era mejor que el que tienen ya que en este estaban todo el dia en la calle incluso en la carretera haciendo con los niños los juegos y actividades en la carretera.

Por suerte para el Grupo se ha encontrado un nuevo local, en mejores condiciones, al menos higiénico sanitarias que el actual, pero si usted no ha trabajado nunca para unos elementos externos, es decir, para los demás de manera profunda. La idiosincracia de un barrio, los problemas que le afligen, la situación escolar y personal. Hay muchos elementos que cambian al cambiar de entorno, y cambiar de espacio de trabajo de una manera tan radical puede suponer una tarea especialmente difícil  más con los tiempos que corren.
9º No son tantas las personas que han ido a la parroquia a quejarse.

 

Podría usted dar cifras. 

Un saludo de un vecino al que han molestado muchas veces por su cantos y juegos a cualquier hora del dia y cualquier dia del año.

Que los niños jueguen y canten siempre es un problema. 

 

– Rajmún, que también aparece en el correo dice esto:

Es decir, que en vez de dar las gracias a la parroquia por haber podido disfrutar “gratis total” de un local durante nada menos que 45 años, el grupo monta en cólera y organiza una campaña en prensa y en el barrio contra la parroquia. Eso demuestra los valores que tienen y lo acertado de la parroquia de echarlos.

Campaña en prensa es mandar una nota de prensa explicando que los echan de un local, a eso se reduce la CAMPAÑA, suena fuerte, y duro, CAMPAÑA. Y el argumento más demagógico, el que está de moda ahora, eso demuestra… Bravo. 

– Condem, en el correo

exacto, 45 años de local gratis, sin pagar ni luz ni agua ni nada, ni por respeto se han acercado a los que le han estado regalando 45 años de todo, y ahora, al cuello contra la Iglesia, je je, en realidad deben ser unos cachondos, supongo que ahora cualquier particular se lo pensará mucho antes de regalarles o dejarles un local, ya que cuando no puedan, o no quieran, saben lo que les va a pasar luego
Este debe ser nuevo en la parroquia, o debe ser él quien movía las bancadas y los pasos, quien pintaba la iglesia, y quien hacía de “técnico de sonido” durante las misas. Usted no debería dejar de saber que hasta muy poquito, los miembros del grupo Scout eran los que hacían los favores a los párrocos cuando en la Iglesia los tan numerosos grupos juveniles y la hermandad no aparecían ni por equivocación. 
 – En el Diario de Sevilla vuelven a aparecer mensajes de Condem, con un argumento demagógico, risible y carente de sentido y vuelve el “Vecino” escribiendo el mismo mensaje al que ya le contesté. 
– NRB, en Diario de Sevilla

en la parroquia no se ha echado a nadie, el grupo ha pedio mas espacio y no lo hay. Ellos no dicen que en 45 años no han pagado ni luz ni agua nunca y que nunca se han querido envolucrar con la parroquia

Sí los ha echado, si no, porqué se van. En 42 años no se ha pagado luz ni agua porque la parroquia no ha querido, quizás preveyendo que no hubiera elementos de cesión perpetua de un espacio que se pudiera ganar judicialmente. Apela a lo gratis pero no sabe de estos elementos. Y sobre la “envolucración” del grupo en la parroquia ya he hablado antes. No habléis de parroquia, hablad de pastoral. 
Dentro de la demagogia y de los argumentos que se han expuesto por parte de estos comentaristas anónimos siempre sale la palabra GRATIS, cosa que puede ser un indicador de la escala de prioridades. Espero que los argumentos que de a la prensa el párroco, que se de buena tinta que hoy a atendido a los medios (ha tardado mucho menos que en atender al grupo Scout) intente articular un poco más las explicaciones, si es que se quiere excusar, o que diga claramente los motivos de la expulsión, que el grupo no es Iglesia y que la Hermandad está creciendo. Espero que no de palos de ciego ni siga por el camino difamatorio de estos anónimos comentaristas de prensa online. 
 

 

Muchas gracias Eduardo.

EN los momentos oscuros, en esas etapas en las que a uno le cuesta el mismo mundo incluso levantarse de la cama, sacar una sonrisa es una de las tareas más arduas a las que uno se enfrenta. 5 días después de la última entrada en este blog me dieron la peor noticia de mi vida. Mi madre había fallecido. Fue de repente, no nos dio tiempo a pensar en eso, y nos ha dejado muy muy muy solos.. Porque mi madre no era una madre más. mi madre ocupaba porcentajes altísimos en la vida de todos y cada uno de nosotros, y es por ello que su falta nos está costando mucho, demasiado, asimilarla.

Desde ese 30 de Enero, hasta hoy sólo han pasado 84 días. Uno, que es muy suyo, decidió pasar el mal trago con una sonrisa para todos y mucho dolor en el interior. Me ha costado, y me sigue costando, demasiado, no sólo el organizarme el día a día (que es bastante ajetreado normalmente), también me cuesta la mismísima vida concentrarme en algo. Si me conocéis o sois lectores habituales de este sitio, sabréis mi afición por los libros.

La lectura ha sido para mi un rescate. Evadirse un rato con historias ajenas, hacer tuya la vida d otro, y otras muchas cosas que ahora mismo no tengo ganas de poner porque no quiero hacer de esto un alegato a lo bonito de vivir en tu mente otras historias. -desde que mi madre falleció, han sido varios los libros que he tenido entre mis manos. Firmin me convirtió en un roedor de libros, literal y metafórico; Nada, que era una relectura, me hizo ahondar en mi pesimismo hacia tod lo humano y mi creciente misantropía; Tombuctú lo leí con un ojo puesto en Astra, en su lealtad, y en su infatigable cariño hacia cada uno de nosotros; Santuario volvió a hacerme despreciar a todo el género humano;  El contrabajo resultó ser una pasion descontrolada; Requiem por un campesino español me distrajo un buen rato hasta que enchufé la radio y escuché las noticias; Historia universal de la infamia me hizo recordar  lo innato de la maldad…

Como podéis apreciar, de todos estos libros saqué unas conclusiones que no hacían más que ahondar en una aversión al ser humano que lleva creciendo en mi mucho tiempo. Esto no quiere decir que yo sea un ser asocial ni mucho menos, es más, toda esta aversión me hace luchar con muchísima más fuerza por una de las más grandes cosas que aprendí nunca de mi madre, intentar ser, siempre, y sin excepciones, una buena persona.

Sin embargo, leí una noticia, una noticia inesperada para mí porque la desconocía, volvía el “detective loco”. Eduardo Mendoza actualizaba a uno de sus mejores personajes a nuestro tiempo, y se prometían muy felices las andanzas de este ser. Yo, que no soy muy del fenómeno fan, debo admitir que con Eduardo Mendoza y con Murakami pierdo el culo, y voy corriendo a comprar sus cosas tal como salen. Así fue, corrí a Amazon y compré para mi Kindle El enredo de la bolsa y la vida

Me ha durado muy poco, demasiado poco quizá. Pero me ha hecho muy feliz. Y por esto estoy escribiendo este texto tan largo sin pies ni cabeza, porque necesitaba desde algún lugar dar las gracias a Eduardo Mendoza. Los días que me ha durado la lectura de la obra han sido, probablemente, los más agradables en os que va de año. La risa ha vuelto a mi interior con una fuerza colosal. Y, sin ser de lo mejor que he leído de Eduardo, me he reído una barbaridad. El loco ( a ver si le conseguimos un nombre, Eduardo) es una de las más grandes personalidades de la literatura española. Su forma de ser, su abnegación, su cariño por todo, su sexualidad incontrolada, su capacidad de seguir adelante a pesar de las circunstancias. Sólo puedo declarar mi más absoluto amor literario hacia él.

Eduardo consigue lo que muy pocos, que te rías, a carcajada limpia, leendo un libro. Consigue que puedas pasar vergüenza en un autobús de línea por reír sin compañía. Pero claro, lo que no saben los demás es que  no ríes sin compañía. El detective me lleva acompañando a mi desde que era un adolescente. Porque a mi ya me contó como encontraron el pasadizo a una cripta embrujada, y también, hace bastantes años, me relató sus andanzas en el laberinto de las aceitunas, y, quien me iba a decir a mi, a mis 18 años, que me divertiría como un enano con un tocador de señoras. Pues así fue, y ahora, con mis 27 años, y, probablemente, en el peor estado emocional y personal de todos los que he vivido, aparezca este señor con bigote, que se llama Eduardo, a endulzarme, al menos por unos días, la existencia, con la vuelta a trás, a mi adolescencia, a mi amor por los libros de aventuras (o de desventuras), a la parodia de la investigación, al amor por el humor.

Muchas gracias, Eduardo, por haberme estabilizado, aunque sólo fuera tres  días. Por haberme hecho reír cuando más lo necesitaba, por haberme devuelto a mi adolescencia, por haber recordado cómo le contaba a mi madre lo absurdo de este personaje cuando me preguntaba de qué me reía, sentados en el sofá, tras llegar del instituto, y el detective me contaba sus andanzas.

Punto de partida

Todo lo que necesitamos es un punto de partida.