Del #15M y sus posibles consecuencias.

El movimiento #15M no es más que una respuesta a la somnolienta sociedad en la que vivimos. Una respuesta que se ha dado en el momento en que no ha habido siglas establecidas por la costumbre, el tiempo, o las ideologías (sean lo que sean actualmente éstas). Un llamamiento anónimo, a expresar toda la frustración que sentimos. una llamada desesperada a hacer algo. ¿El qué? Pues esa es la gran duda.

Lo primero que me hizo pensar en el asunto más profundamente es porqué este llamamiento ha sido ampliamente seguido, apoyado, y abrazado sin miramientos por tantos miles de personas en España, cómo han conseguido movilizar a gente de todas las edades, de todos los grupos sociales, en un mismo momento, y sean tan pocos los que hayan cuestionado por un momento adherirse a la causa. Me aparecen varias respuestas:

1) Movimiento declarado apartidista, no han mostrado afinidad por ningún partido político, han desaparecido los tradicionales sindicatos (y los no tradicionales), ni han aparecido banderas con siglas de ningún tipo.

2) No hay caras visibles, todo se ha hecho de manera horizontal desde el primer momento, buena organización, y, sobre todo, buena predisposición de los asistentes por participar ordenadamente, con criterio, y mucho sentido común.

3) Parece ser que no habrá beneficiados políticos, por el momento, entre otras cosas, porque aun no está demasiado claro, o directamente no existen, líderes de tres al cuarto con más ganas de protagonismo y un sillón que otra cosa.

Otra de las preguntas es, porqué ahora. Ahí la respuesta es más sencilla, hay elecciones. Pero, no es tan sencillo, hay elecciones municipales, y, en las televisiones, radios, periódicos, sólo vemos a los líderes nacionales de los grandes partidos tirándose piedras unos contra otros, nada de las ciudades. La política en España se ha vuelto nefasta. Los intereses partidistas están por encima de  todos los ciudadanos, y así es muy difícil sentirse identificado, no ya a nivel nacional, sino a nivel local, es imposible.

La aparición en las redes sociales de algunos de los “representantes de los ciudadanos” sólo ha servido para demostrar, otra vez, lo alejados que están de la realidad que les rodea, de lo jodidísimas que están las cosas. Y, para más INRI, cuando uno se plantea dar un cambio a través de los canales democráticos, nos encontramos con un panorama más desolador si cabe, no hay alternativas. No hay  ni un sólo partido que demuestre que todo esto le simporta, y, si los hay, en la teoría, en la práctica se desdicen una y otra y otra vez. El ejemplo más claro son los discursos anticorrupción, se les llena la boca de honradez con tanta velocidad que sus listas se llenan de imputados por corrupción.

La gente ha reventado, vale, pero… ¿ahora qué? esa es la gran pregunta. Ahora, todos los ciudadanos que han acudido a estas manifestaciones, concentraciones, acampadas, protestas, llámenlo como quieran, deberían asociarse. Me explico. Cada uno de los asistentes, pongamos el caso de Sevilla, entre 1000 y 2000 personas , es de su padre y de su madre, y, fuera de las reivindicaciones de sentido común que se llevan a cabo en todas las protestas en España, cada uno tendrá , creerá, pensará, en un camino para la solución de ese problema. Por eso es importante unrise, por afinidades, por intenciones. Habrá quienes piensen que organizar actos culturales es la manera de  educar a la sociedad,  y por elo deberían crear un colectivo que se dedicara a organizar conciertos, representaciones teatrales, exposiciones, etc. Otros pensarán que es el acto del día a día en el barrio por donde se empieza, y para ello deberían organizarse en colectivos vecinales para la mejora en su barrio, apra que cumplan con las promesas, y con todas las necesidades que surjan, y así hasa el infinito.

¿Que es difícil? Sí, por supuesto, pero la mecha que ha encendico este 15M no puede apagarse sin que la polvora explota. Y si no somos capaces de continuar con esto, si esto sólo queda como el reflejo de una rabieta, si esto pasa de #spanishrevolution como hablan algunos a la #spanichberrinche de la que hablan otros, estamos acabados. Que se demuestre la fuerza, qe los caminos se hacen andando, y entre todos podemos pararles los pies a esta panda de sinvergüenzas.

Un abrazo, y mucho ánimo a todos los participantes en las concentraciones y acampadas por todo el país.

Anuncios

Publicado el 20 mayo, 2011 en Politica y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: